En cassette suena mejor.

Metal de primera clase. Todopoderoso Cassette

Mi vieja siempre se queja diciéndome “cachivachero”, “juntabasuras” y otro tipo de apelativos al referirse a mi afición a guardar cosas sin algún tipo de valor o utilidad, y cada 6 meses hace una incursión de limpieza en mi dormitorio para por lo menos darle una sensación de orden. Generalmente estas incursiones las realiza durante mi ausencia y aprovecha para deshacerse de lo que pueda.

Ayer la descubrí infraganti con una cajita de zapatos que reconocí en seguida: mis cassettes de hace casi 10 años! Sus planes eran más que evidentes, el cesto de basura era el destino final de una parte de mis más valiosos tesoros. El debate se extendió por unos 10 minutos donde saltaron de nuevo los apodos anteriormente citados, pero con un poco de argumentación barata y férrea intransigencia pude evitar el desenlace fatal. Le expliqué acerca del valor sentimental, de la nostalgia, de la batalla y de todo lo que representaban esos cassettes para poder convencerla; y por suerte lo logré porque la intransigencia y la caradurez sé muy bien de quien las heredé. Regodeandome en mi victoria me puse a revisar los cassettes y las distintas etiquetas que llevaban; ahí se registraban grandes nombres, grandes títulos, y también grandes decepciones.

Deicide: Once Upon The Cross (ripeado de la edición yanqui original); King Diamond: Abigail Live (copiado de otro cassette); Sepultura: Schizophrenia (también del disco original); Marilyn Manson: Antichrist Superstar y American Portrait (copiados de discos Mercado 4) Stratovarius: Episode (de otro cassette); Metallica: Ride the lightning y unos cuantos compilados grabados de la Sierra Eléctrica y de Revolución Urbana, el programa de Pablo Fontirroig cuando todavía se hacía llamar Obi-wan Cannabis en radio Santa Mónica.

Esos tus cassettes satánicos voy a quemar todo de vos!!!

Mi decepción radica en que los que había rescatado no conformaban ni la mitad de lo que tenia, y no tengo idea de que pasó con el resto; no era una gran colección de cintas, pero era mi colección…una colección que me costó sus buenos años de intercambio y re-copiado para mantener la calidad del sonido. En la buena época habrán sido como 20 ó 30 y sé que hay headbangers que han quintuplicado esa cantidad, pero mi ciudad no es justamente la más metalera del país y el hecho de conseguir intercambiar cassettes aquí sí que era un milagro.

En estos tiempos del prostituido mp3 y de youtube, un sabor amargo se deja sentir en mi garganta y me viene a la mente el personaje del Abuelo Pavón de Tercer Tiempo: batallas eran las de antes, y también emociones eran las de antes, tener que esperar la duración del CD o cassette completo para escuchar la copia que habías hecho, el placer de ilustrar por tu cuenta el rótulo de la cajita con el logotipo de la banda y el tracklist, de romper las pestañas inferiores del cassette para que no se grabara nada encima de forma accidental, de etiquetar la clásica caja de championes con la palabra “METAL” en mayúsculas y acompañada mínimamente con una cruz invertida en cada extremo. Eso si que era batalla y no macana.

Esta tarde después del laburo me puse a probarlos en el equipo de audio. El sonido ya no es el mismo pues llevo como 5 años como mínimo sin prestarles atención, uno de los que suena de manera respetable es el compilado de la Sierra, con emoción volví a escuchar a Metallica ejecutando Creeping Death en vivo, con Jason Newsted cantando a garganta desgarrada, a ellos le siguieron Carcass con No Love Lost y Gamma Ray con Land Of The Free. El cassete de King Diamond suena incluso más maligno ahora y todavía logra erizarme la piel como al escucharlo la primera vez. El de Sepultura no sobrevivió al tiempo y los de Manson no me atreví a escucharlos todavía no sé bien por qué.

No nací en los 70’s ó 60’s para disfrutar de las delicias del vinilo, ni mi condición económica me permitió costearme más que de vez en cuando uno que otro CD original; pero por suerte en los 90’s y comienzos de esta década el cassette cumplió de manera excelente la tarea de propagar nuestra música, y cada headbanger tiene pruebas más que contundentes de eso…sé que por ahí cada uno tiene su colección selecta de rectángulos con cinta magnética que tienen mucha historia que contar, verdaderas reliquias de nuestra incursión en el metal.

Nuestro legado a la posteridad todavía tiene un poderoso aliado si es que llega a quemarse el disco duro o el reproductor mp3, un aliado que fue relegado a segundo plano pero sé que sigue vigente en nuestras cabezas, porque el metalero no olvida aquello que le posibilitó romper la monotonía de la existencia con el sonido analógico del buen metal.

Anuncios

5 comentarios en “En cassette suena mejor.

  1. gran 7!! me hizo recordar a nuestras andanzas por el mercado 4. cada fulano denso que conocias y todo lo que pirateaba era impresionante!! \m/ yo tengo como 30 cassetes produccion propia cuando escuchaba la sierra electrica! me quede sin lector de cassete y no se vende+! que tiempos!!

    Me gusta

  2. Yo no llegué a esos tiempos, pero suena realmente emocionante.. daría gusto realmente luchar por lo que uno realmente quiere de esa manera .. ahora con un click tenés todo, pero bueno! hay que aprovechar no?

    Me gusta

  3. Boludo! que epocas en las que tenia que irme hasta Mariano Roque Alonso a ksa de mi primo con varios cassettes para nuestros “intercambios culturales” jajaja! gracias a Dios papá me dejo en vinilo la coleccion completa de los Beatles, varios de Rolling stones y uno que otro de grupos tipo Deep Purple, zeppelin y demás de la misma corriente y crecí escuchando vinilos! recuerdo que con miedo luego bajabamos el bracito del tocadiscos cuando poniamos alguno! jaja. El tema era conseguir cassettes del tipo METAL, caaaaros comparados con los normales pero con un sonido mucho mas “brilloso” (no encuentro otro calificativo mejor) y los aun mas raros cassettes de 120min! Tal cual dice la nota tengo guardada mi caja de champion con el logo “Musicas y Metal” escrito con pincel negro! que buenas epocas!

    Me gusta

  4. La gente hoy en día no aprecia la música como se hacía antaño. Se conforman con escucharla en el altavoz del móvil, y mp3 de baja calidad, nada que ver con el sonido de un vinilo o un CD o incluso un cassette reproducidos en un buen equipo hifi.
    No digo que los archivos digitales no sean de calidad, de hecho el formato FLAC reproducido obviamente en un buen equipo tiene una calidad bestial. Pero por desgracia la gente, suele escuchar MP3 de baja calidad.

    La calidad de sonido de un vinilo o de un CD (si se reproducen en aparatos de calidad, muy importante) también es muy buena (hay mucha controversia de cual suena mejor si el vinilo o el CD pero aquí ya no me voy a meter), ni punto de comparación con los MP3 que ofrecen un sonido como “más enlatado y artificial”.

    En cuanto al cassette aunque la calidad es inferior a los dos soportes mencionados anteriormente, si la cinta es de calidad (las cintas q se compraban originales eran una mierda, nada como una cinta de cromo bien grabada) y como siempre digo reproducida en una pletina de alta calidad, ofrece muy buena calidad de sonido también.

    Últimamente parece q está volviendo lo retro y parece q la gente empieza a cogerle el gusto a escuchar la música de calidad, ojalá así sea.

    Me gusta

Tu comentario importa!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s