Nostalgia.

Extraño mi pelo largo. Extraño esos domingos después de los conciertos en que no podía mover el cuello debido al dolor, llevo dos años y algo en que no puedo dejarme crecer la cabellera por motivos laborales, me parece ridículo que una persona sea juzgada por su pelo, tatuajes o perforaciones antes que por su capacidad intelectual y su desempeño en un trabajo.

Recuerdo haber sido feliz al terminar el colegio pues al fin podría tener el cabello que me identificara como headbanger. En esas épocas mi único consuelo era poder usar un prototipo de barba que empezaba a engrosarse, ya que no me amonestaban ni me llamaban la atención por usarla. Pero cuando estaba por tomar forma decente aparece el republicanísimo de mi abuelo paterno diciendo: Ejogua umi comunistape (Pareces uno de esos comunistas). Acto seguido en casa comenzaron a reprocharme la barba y las perforaciones por culpa suya.

Hay tantas incoherencias en nuestra sociedad, y no solamente en la paraguaya…sino en toda América latina. Una persona, no importa que tenga los más altos estudios siempre será mal vista si es que no se “adecua” a las normas de vestimenta y apariencia vigentes. Conseguir un trabajo bien pagado es casi imposible, bancos, entidades estatales, empresas privadas y similares no aceptarían a una persona que no “cumple” con sus códigos de etiqueta.

Las únicas salidas que quedan como siempre son un mal trabajo con mala paga o la autogestión. Ya probé ambas y no dieron resultados satisfactorios, pocas veces el éxito se revela con esas modalidades de actividad. Al salir del nivel medio me dediqué a la confección de accesorios de cuero y tachas, indumentaria que por aquellas épocas resultó algo novedoso y atractivo para muchos.

Se ganaba buen dinero gracias a las pendejitas con fiebre de Avril Lavigne, que a toda costa querían lucir las pulseras y cintos con tachas allá entre el 2004 y 2005. Pero como lo bueno no dura mucho, así como las tendencias y modas, los cintos y pulseras perdieron su interés en apenas meses. Todas las chicas se dieron cuenta que lucían iguales o tal vez la cantante pasó de moda…no sé qué pasó. Así que la autogestión no fue suficiente y no quedaba otra opción que dedicarse a alternar la facultad con un trabajo de mala paga.

Los años 2006 y 2007 no fueron los mejores, aunque era feliz con el pelo largo esta alegría no era suficiente. Trabajar en construcciones es algo divertido por un tiempo, pero estar acarreando bolsas de cemento y ladrillos 12 horas al día terminan destruyéndote. Ni qué decir de mi cabellera, que se arruinó por estar todo el día bajo el sol expuesto a la corrosión del polvo, la cal viva y el cemento. Primer bajón, tuve que cortarme el pelo pues se caía en pedazos por el debilitamiento que sufrió.

Al comenzar el 2008 volví a dedicarme a trabajos en cuero mientras atendía en la librería del subsuelo de mi facultad. El cabello nuevamente sano crecía y me devolvía la condición de headbanger, pero la paga era justa para cubrirme el pasaje del mes y tampoco las pulseras eran muy rentables. Era tiempo de empezar a buscar un laburo serio, y el que encontré exigía una “buena apariencia”; solución: cortarse el pelo. Eso fue a comienzos del 2009 y hasta hoy día no he vuelto a ver mi pelo crecer. Del último laburo tuve que salir porque el ambiente de trabajo no era saludable para mi mente. Demasiada mala onda termina por amargarte.

¿Es tan difícil encontrar un trabajo de buena paga, en el que importe tu desempeño y no tu apariencia? Porque si usás tatuajes sos ex-presidiario, si usás pelo largo sos pibe chorro, si usás body piercing no estás bien de la cabeza, si te vestís de negro sos satanista. No importa si tenés un Phd en administración o estudios superiores, pocas veces vas a ser aceptado como sos en tu trabajo. Y aunque eso no te importe no quiere decir que no sea lo correcto.

Recuerdo siempre estar en los conciertos de Death Metal; bangueando con Repulsive Exhume, Corrosive Gastric Hemorrhage, Diagonal de Sangre o Vehement…pero ahora que la cabellera no está y la calvicie comienza a atacar, la nostalgia de mejores días viene a mi. Pelo largo no sé si alguna vez pueda volver a tener, tatuajes están en proyecto si es que el capital algún día es óptimo y el body piercing ya es suficiente por ahora…creo.

Ahhhh…de caradura les adjunto mi Ridiculum Vitae (clic aquí) como decía Julia Estela, los datos son todos verídicos. No hay nada inventado, si quieren también tramito certificado de antecedentes y de estudios. Avisen cualquier cosa nomás, con tal que no sea volver a acarrear ladrillos todo bien.

PD: Visiten este fanpage de Facebook, por la no discriminación a tatuados y adeptos al body piercing. Una buena iniciativa que merece ser difundida más que nada en nuestro país.

Anuncios

8 comentarios en “Nostalgia.

  1. Esta buena la nota… Legalmente se relaciona mucho con pibes chorros, presidiarios umia porque ellos usan así también y la gente es taaaann, como decirlo sutilmente… “estereotipiza” entonces si tenes cabello largo, tatuajes y piercing sos chorro… asi de sencillo, si te vestis todo de negro y escuchas “ruido” sos satanico.. siempre fue y va a ser asi, lastimosamente…

    En lo personal nunca me dejé el cabello largo porque no me queda bien honestamente =P

    Saludos!

    Me gusta

  2. Nada mas cierto. Yo desde la época de colegio tuve que alternar entre mi amado pelo largo y los cortes por cuestiones de “etiqueta”. No podían admitir que el mejor alumno del colegio tuviese pelo largo y vistiese remeras negras debajo de la camisa. Mas la pelea en la familia “cortate el pelo parecés un loquito!”, etc. Ahora cuento con un trabajo de oficina, y realmente todos los días tengo pánico a que venga el gerente general a pedirme que me corte el pelo, puesto que ya mis compañeros de trabajo me llamaron la atención.
    Como siempre, la gente se guía por los estereotipos. Lamentable.

    Me gusta

  3. Casi perfecta la redacción, solo la redacción… por que con el estilo y el contenido me hiciste disfrutar de un excelente rato de lectura!!.

    Respecto a porque no es perfecta, solo por una letra!!! jejee: en tu PD dice “un buena…” deberías estar escribiendo en un medio más grande, tenes calidad.

    Me gusta

  4. Uy, te aseguro que no es sólo en Latino américa jaja. Yo soy española y bueno, puedes imaginar como me miran por la calle por ser heavy, y es gracioso porque por ejemplo, estoy en el último año de instituto, soy la mejor alumna de la clase, y aun así sigo siendo “la satánica”. Por desgracia hay gente para todo -.-‘
    En fin, totalmente de acuerdo con la entrada, ¡la gente debería aprender a fijarse menos en las apariencias y más en las personas!
    Un saludo, y lo siento mucho por lo de tu melena :(

    Me gusta

  5. Te acordås del programa de música de Jorge Puig en el antiguo TV2(actual red guaraní)..tenía un día dedicado al metal…me hiciste recordar de eso, allá por el 98..de allí fueron los primeros vídeos de metal que empecé a ver, así como tmb a escuchar grupos nacionales..

    Me gusta

Tu comentario importa!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s