El arte de molestar.

Como buen paraguayo que sos; sé con certeza que tenés algún vecino cumbiero, reggaetonero o cachaquero (llamales como querés, son todos iguales) y por ende todos los domingos (como hoy) te torturan con su pseudo-música desde temprano, pero generalmente es en el horario de 13.00 hasta las 23.00 que se ponen de acuerdo y comienzan con la competencia de quién revienta más su equipo de sonido.

Es así que un día de descanso se transforma paulatinamente en un infierno para aquel que quiere ver una película o leer un libro. Yo quisiera escribir tranquilamente este post, pero mi vecino está probando su nuevo sistema de sonido de 12.000 watts de potencia, así que lo único que me queda es despotricar al santo cohete, porque con el parásito este que vive al lado no se puede razonar, ya que tiene menos neuronas que un paramecio.

Que clase de ritual de virilidad implica que tu equipo de sonido suene más fuerte que el de tus vecinos? Muchos paraguayos, en especial los de la estirpe del výro chaleko, tienen una afinidad especial para las estupideces y otro tipo de actividades para nada saludables. Una de sus favoritas es molestar, dejarte los testículos (u ovarios) como piñatas de tanto que quieren compartir su alegría, no importa si no te calienta tres pitos que se haya ganado la lotería o si haya sido seleccionado para competir en Calle 7.

Así mismo, piensan que si a ellos les gusta la música tropical a vos por ende también te va a encantar; no les calienta un carajo que les digas que no bailas, que te gusta Slayer o Megadeth o que ensayes con tu banda de Black Metal (con el corpse-painting y todo) en tu patio. Sí o sí te quieren hacer partícipe de su alegría reventando el “hasta abajo papi“, el “todos los pibes con las manos arriba” y otro tipo de pelotudeces.

Es por eso que ideé un plan de contraataque, ahora mismo voy a la sala y enciendo mi equipo de sonido, pongo el volumen en nivel Motörhead+Manowar+Spinal Tap y comienzo a joderles también el fin de semana. Voy a pasar por las siguientes fases de acuerdo a la necesidad o de acuerdo a mi nivel de sadismo acumulado en esta semana.

– Fase de Advertencia: Recomendaciones: Judas Priest (Painkiller), Iron Maiden (Fear Of The Dark), Metallica (Ride The Lightning y Master Of Puppets) Megadeth (Rust In Peace y Peace Sells…). En esta fase el volumen irá incrementándose para llamar la atención del enemigo y hacerle notar que no es el único que puede molestar en la cuadra. Puede aplicarse el famoso Mba’epio? en modo de desafío y hacer evidente la competencia.

– Fase de Ataque: Recomendaciones: Slayer (Hell Awaits y Reign In Blood), Morbid Angel (Altars Of Madness) Cannibal Corpse (Butchered At Birth y Tomb Of The Mutilated) Death (Scream Bloody Gore y Spiritual Healing). Con el volumen ya en máximo podemos acompañar nuestra selección musical con un desafiante Headbanging y Air Guitar en la vereda. El vecino debe sentirse intimidado y es seguro que así sea. Nada asusta más que le saques la lengua como Gene Simmons mientras suena death metal en tu equipo.

– Fase de Demolición: Recomendaciones: Mortician (Zombie Apocalypse) Satyricon (Nemesis Divina) Marduk (Panzer Division Marduk y World Funeral) Vital Remains (Icons Of Evil y Dechristianize)…pueden complementarse también con otros grupos de Brutal Death, Goregrind, Pornogore y Depressive Black Metal, mientras más estridentes y caóticos mejor. Generalmente podes recurrir a escupir llamaradas y blandir algún tipo de arma blanca como hachas en el caso de que suene Black Metal o una motosierra para el Death. Esta fase es de último recurso, pues el llegar a ella implica la intervención de las fuerzas del orden y del sacerdote de la comunidad. Solo es recomendable es casos en que el vecino no se intimide con la fase de ataque, que por lo general así es, resultando en la eventual disminución del volumen de su equipo y posterior encierro en su hogar.

Espero que este pequeño Plan de Acción resulte de utilidad para ustedes, y recuerden que si no suena fuerte no es heavy metal. Play it loud motherfuckers!!! Y no se preocupen que Lemmy nos protege.


Anuncios

4 comentarios en “El arte de molestar.

  1. Eficacia comprobada! tengo vecinos de ese mismo estilo, es mas, no se puede evitar eso viviendo en b° Obrero! En mi caso particular lo solucione un fin de semana que me quede con la camioneta de una amiga y un compilado de Slow Agony, un poco de Slayer y un poco de Canibal y listo, entendieron la indirecta cuando patee el porton del garage para sacar el culo de la camioneta a la vereda y empezo a sonar un poco mas fuerte que su golcito el equipo :P se curaron de espanto, si bien ahora los domingos suelen reunirse y escuchar su musica ya no lo hacen tan fuerte y si empiezan a subir basta una buena patada al porton que en seco bajan el volumen jojojo

    Me gusta

Tu comentario importa!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s