Sobrevivir…esa es la consigna.

Hay que admitir que el Paraguay no es un país amistoso con los metaleros. Sol implacable que hace casi imposible el vestirse de negro, cumbia y reggaeton en cada esquina, fanáticos religiosos, balnearios y discotecas de mala muerte en cada barrio y un sinfín de atrocidades que no me atrevo a nombrar.

Protegé tus oidos!

El metalero de por sí es una persona sensible y educada, de gustos refinados y que hace lo posible por tratar de sobrevivir en un ambiente que le es desconocido e increíblemente hostil.

El viajar en micro es una tortura, si no se cuenta con un reproductor mp3 que aísle sus sensibles oídos de la virulenta cumbia. Los ojos del metalero sólo están adaptados para la visión nocturna, años de vivir en las tinieblas le llevaron a desarrollar una sensibilidad que debe proteger con un buen par de anteojos.

No olvides de cuidar tus ojos!

Así como el que se arriesga a salir al desierto con su provisión de agua, el metalero debe hacer lo mismo llevando siempre su ración personal del líquido que aplaque su sed. Es por eso que las petacas de caña nunca deben faltar en los bolsillos de la chaqueta o del pantalón a la hora de salir.

Que la sed no te debilite...nunca la olvides

Dicen los antiguos que existe una raza de seres malignos, que se deleitan consumiendo las energías de los de nuestra estirpe. Los guerreros de la vieja escuela vienen luchando contra ellos desde tiempos inmemoriales, estas abominaciones, conocidas simplemente como “Predicadores” solo pueden ser repelidos si de nuestro pecho cuelga un amuleto protector que impida su acercamiento.

Cuando nos ausentamos por muchas horas de nuestro hogar, debemos mantener siempre la atención fija en algo que nos garantice no ser expuestos a la contaminación visual y a la corrupción moral que reina a nuestro alrededor. Por ello es que siempre con nuestras provisiones debe ir un material de lectura edificante. Nunca se atreva el metalero a salir al exterior sin un libro de Edgar A. Poe; H.P. Lovecraft; o en su defecto algo de Aleister Crowley o Anton Szandor LaVey y otros autores similares.

El amuleto que va a salvar tu vida.

Debemos estar informados, así que acompañando a nuestro material de lectura también debe salir con nosotros un magazine o fanzine metalero. Estos nos proporcionan la información actual de como otras comunidades metaleras hacen para sobrevivir en ambientes incluso más hostiles y salvajes que el nuestro.

Estos son los elementos básicos que nos posibilitan sobrevivir en el exterior. Si el metalero cuenta con medios suficientes también puede costearse accesorios que garantizan su supervivencia con mayor eficacia, pero dada nuestra condición de guerreros y de alta capacidad de adaptación, estos a veces pueden hacerse superfluos. Aunque si aún así los quieren no hay problema.

Cthulhu te protege también.

Los elementos  citados aquí no son necesarios pero pueden ayudar bastante: cadena de motocicleta para enfrentamientos con cumbieros, abridor de botellas para no romperse los dientes al destapar en modo True, y por último una estaca de metal para acabar con los “Predicadores” si es que el amuleto no funciona.

Información es poder...debemos sobrevivir!

Como les dije, en Paraguay sobrevivir es la consigna. Ya vendrán tiempos mejores en que podremos salir al exterior sin ser víctimas de tanta violencia e intolerancia, mientras tanto esperemos; sigamos saliendo y encontrándonos de noche, en nuestro ambiente natural; que la cumbia, las religiones y otros tipos de contaminación irán desapareciendo de a poco.

Anuncios

6 comentarios en “Sobrevivir…esa es la consigna.

  1. Tal cual, la contaminación sonora del micro en especial!
    Soundtrack del micro, último mes:
    Nuclear Assault – “Survive”
    Ratos de Porão – “Feijoada Acidente?” (Covers internacionales)
    Napalm Death – “Scum”
    Charged G.B.H. – “The Clay Punk Singles”
    D.R.I. – “Thrash Zone” y “Crossover”
    Inepsy – “No Speed Limit For Destruction”

    Me gusta

    • Miguel, gracias por el comentario…pero no te tomes a pecho lo escrito acá, si no te das cuenta lo hago con tono irónico y sarcasmo…y cada uno elige sus tragos de preferencia, no por situación socio-económica ni refinamiento. Es una cuestión de paladar antes que de recursos económicos. Y el término es TRU…no FRU.

      Me gusta

Tu comentario importa!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s