Ahora parezco qué…?

Hace cuestión de unas semanas salía de la peluquería con el autoestima por los suelos, tener que truncar por enésima vez mi deseo de volver a tener el pelo largo me dejó con un mal sabor de boca, como en las últimas oportunidades que tuve que hacerlo por asuntos laborales.

La cuestión es que salí de la peluquería, y al llegar a casa me preparé para ir a la Facultad, sin darle oportunidad a mi familia de que me viera con el nuevo corte hasta el día siguiente.

Al levantarme a la mañana posterior me cruzo con mi agraciado progenitor, que al verme con el nuevo peinado expresa su ya clásica frase “ahora pareces gente”. Y yo, mientras mentalmente lo empalaba y dejaba a voluntad de los carroñeros, emitía el cuasi-suspiro “Hêee” a modo de estar de acuerdo y dejar pasar lo más pronto posible la conversación y casi seguro sermón.

Escuchar esa frase me recuerda las épocas de colegio, cuando con estilo casi marcial debíamos formar fila, lustrarnos los zapatos, y asentir como borregos a las “recomendaciones” sobre civismo y patriotismo.

Civismo…Patriotismo…Dedicación…Aplicación…Buenos modales. Para muchas personas, todas esas cualidades desaparecen cuando tenés pelo largo, y si no me creen pregúntenle a todos los lekajas republicanos old school (léase: Stronisstas). Ay de vos si te gusta mba’e el Death Metal y no comulgás con el ideal del Catolicismo paraguayo, ahí directamente pasás a ser la escoria, el paria, el anti-social, el apátrida, el comunista, el puto, el drogadicto, el ratero, ere eréa.

Pero qué civismo? Si nadie piensa críticamente a la hora de las elecciones, el color importa más que los intereses de la nación. Qué patriotismo? Si estamos es pleno año del Bicentenario y todos piensan que por tener una bandera ya son patriotas? Qué dedicación? Si todo lo que comenzamos termina en un feroz opareí al más puro estilo Paraguayo. Qué aplicación? Si vivimos haciendo copy-paste y no somos capaces de tomar un puto libro y leerlo. Qué buenos modales? Si no somos capaces de ceder un asiento para discapacitados, y nos hacemos los dormidos para no dárselo a quien le corresponde.

Si a eso se refiere mi viejo con “parecer gente” prefiero seguir siendo lo que todos piensan cuando me ven. El satánico, puerco, drogadicto, apátrida y comunista…como si comunista fuera un insulto…estamos ningo en tiempos de democracia, o como decía mi tío: “demosgracia”…demos gracias que todavía no nos prohíben salir del país…es más, nos obligan a hacerlo.

Les dejo un tema…escuchen la letra, sé que la mayoría lo conoce, el autor la escribió pensando en su país pero se aplica perfectamente a la situación del nuestro.

Anuncios

2 comentarios en “Ahora parezco qué…?

  1. Muy bueno enserio! Me hizo recordar a una reunión del colegio de padres-alumnos-profesores, en la que estaban tocando justamente temas estos de los varones con pelo corto “porque osino parecen nenas” en lo que mi señora madre (apesar de ser yo una niña) comentó que le parecía una completa estupidez semejante comentario, poniendo como ejemplo a mi papá, que con el cabello más largo que el de ella y una perforación en la oreja, era muy macho y que ella podía asegurarlo. (tengo la suerte de contar con padres metaleros)

    Me gusta

Tu comentario importa!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s