El Paraguayo y el Metal.

Todo comenzó con un hashtag en Twitter…el juego consistía en publicar frases típicas que nos molestan mucho, pero la consigna era que tenía que ser una frase o pregunta compuesta por nada más que tres palabras; el hashtag en sí era #trespalabrasquetejoden y ya llevaba yo un buen tiempo riéndome cuando (gracias a una colega) sale a colación la típica pregunta que todo metalero paraguayo escuchó en algún momento de su vida:

Siguiendo con el juego le contesté que esa es sólo una de muchas preguntas con la que nos bombardean los curiosos, los entrometidos, los despistados y; por qué no, los que quieren caerte bien:

Aun con el hashtag de #trespalabrasquetejoden toqué el tema de las amistades que tenemos a causa del metal, personas cuyo modo de pensar y actuar sigue siendo todavía un gran enigma para nuestra sociedad, todo en un contexto humorístico hasta que; en un twitt,  saltó al campo de juego el clásico pensamiento del paraguayo promedio, aporte del estimado @aguantamena:

Sé que mucho ya se dijo sobre el prejuicio de l@s paraguay@s hacia el rock n’ roll y el heavy metal en especial, pero porque se haya hablado de esto no quiere decir que se ha llegado a una conclusión o solución. Ser metalero en Paraguay, como en muchos otros países, es toda una odisea. Ya sea por los prejuicios de la gente (incluso el de tus padres) y sobre todo por la visión distorsionada que se tiene del fanático del metal (patotero, sucio, drogadicto, satanista, ere eréa).

Yo hasta ahora sigo lidiando con el pensamiento “republicano” de mi abuelo paterno, quien cree que porque uso barba y pelo largo soy un comunista, no! uso barba y pelo largo porque soy metalero, porque esa es la estética del metalero. En post anteriores ya había explicado la relación con mi vieja y su percepción del metal, ella se adaptó a mi particular modo de ver el mundo pero dio una batalla sin tregua para que aún así no fuera yo un completo desastre.

Una cosa es lidiar con tu familia, pero no se compara en nada con salir y sentirte el bicho raro donde estés: ya sea en el micro, en un bar, una plaza o en la clase vas a sentir la reticencia de muchas personas. Pero ser bicho raro tiene su  lado gracioso; nunca, pero nunca te va a faltar el pelotudo que te pregunta: ¿Vó escuchá la música Metallica?.

-A mi me gusta muuucho la música Metallica- decía un peón allá por el 2002 en la estancia de mi abuelo colo’o, señalando mi remera de Cannibal Corpse, para luego rematar  –Yo escucho hace mucho Gansanroses y Nirvana. Este es también uno de los aspectos jocosos del tema: El paraguayo común piensa que el metal comienza y se termina con Metallica, Guns & Roses y Nirvana, pocos podrán citarte más grupos que aquellos de los que leyeron u escucharon en las noticias cuando fueron el centro de alguna controversia…sí, me refiero a Marylin Manson ¬¬.

 -¿Vó no sos pa un vampiro?- preguntaba mi viejo en total estado de embriaguez al encontrarme despierto a las 02:00am escuchando “La Cosa que no debería existir” en la finada Radio Planeta. –Vó sos vampiro nomá luego mi hijo, vó siempre estás despierto cuando los demás duermen-…Y claro que tenía que estar despierto lekaja! era el único programa de metal que pasaba de lunes a viernes en la radio, si hubiera tenido un horario más decente yo no tendría que haber soportado semejante indignidad.

¡Nderak*re chera’a! ¿Y esto como se baila?– exclamaba mi vecino cachaquero después de pedirme que le haga escuchar Sepultura. –¿Ustedes piko levantan aunque sea alguna yiyi con esto?– Fueron sus últimas palabras antes de desaparecer misteriosamente del barrio.

Esos nenitos están siendo llevados como corderos hasta el altar de sacrificios por el maleficio de su música– Explicaba un ex-catequista al pseudo-interpretar el arte de portada de Houses Of The Holy de Led Zeppelin. Juro que eso es lo más descabellado que escuché hasta ahora. Eso fue hace casi 7 años y todavía no se borra de mi cabeza. Es impresionante como se distorsiona la percepción de las personas cuando se trata del Heavy Metal. Apuesto a que si esa portada fuera de un grupo cristiano, el person este hubiera dicho que los nenitos de la portada se reunían en lo alto de la montaña para alabar a J.C., así de sencillo.

Como una ilustración como esta puede ser maligna? Es sugestiva tal vez, pero queda a juicio de cada uno descubrir su verdadero simbolismo.

Como les dije, nunca les va a faltar el desorientado que con una simple pregunta pueda joderles el día. Lo único que queda es paciencia y un poco de comprensión, aunque a veces un apysarapo bien colocado ayuda más que nada. El paraguayo y el metal tienen todavía varios asuntos entre manos que deben solucionar, esperemos que lo hagan pronto porque che kueráima de escuchar y tener que responder preguntas estúpidas.

Anuncios

12 comentarios en “El Paraguayo y el Metal.

  1. Gracias por el link de este blog Osvaldo, saludos al creador, buenísima onda que recuerden así el programa……… dan unas ganas tremendas de volver. SALUD!
    La Cosa.-

    Me gusta

  2. Por lo menos yo Matias jamàs te hice esas preguntas estupidas en clase porque tuviste la suerte de que tu profesor de Ciencias Sociales (o sea yo)sean un enfermo del Heavy Metal del cual no pienso curarme. Por lo que me contaron, en Paraguay el rock no pego porque era considerado “uan actitud desenfrenado y rebelde que atenta contra la sana costumbre de la juventud paraguaya heroica, futuro de la patria paraguaya, heredera de la Segunda Reconstrucciòn del General Corazòn De Acero Gral. De Divisiòn Don Alfredo Stroessner…bla bla bla” por eso se termino prohibiendo El Extraño Del Pelo Largo”, “The Wall” y hasta el tema “Tetagua Sapukai”

    Me gusta

    • Che profe…estás de la croqueta…como yo! Y si…es muy cierto lo de la censura en las épocas del totalitarismo paraguayo…y es ese un gran estigma que nos queda como sociedad, el de pensar que por escuchar rock pesado ya estamos conspirando contra el gobierno y su estabilidad política…mi viejo no es tan fanático, pero de vez en cuando le sale todavía a flote el espíritu de la raza como decía el gran Helio Vera jajajajaja

      Me gusta

  3. Tenes razon viejo… yo no tengo pinta de metalero… lastimosamente… pero se nota mi estilo musical y que si soy uno…. un dia lleve debajo de mi uniforme una remera de metallica al cole y todos los profesores y gente que me vio ya me marcaron de satanico y drogadicto…. todos unos hijos de puta… Lo unico bueno de esto es ke mis compañeros(todos cachakeros y regetoneros) si mostraron respeto… curiosos como idiotas pero con preguntas inteligentes y no esa mierda de vo escuchas musica metallica…. pero asi tambien… siempre hay esos que te dicen ke les gusta unos temas de rock y despues de una bronca o algo asi te marcan de satanico y todo el ere erea posible….. yo no se si decirme ateo o ke… pero yo creo en alguien superior, pero no en la iglesia( dije esa frase un dia y de ahi hasta ahora me tienen de satanico….) la putamadre… lo peor es… bue… ese desahogo fue necesario xD… buen post socio!!! y a todos los metaleros.. simplemente tengamos paciencia a la gente ignorante… \m/_(-_-)_\m/

    Me gusta

  4. Muy Cierto, nunca falta esa clace de Preguntas, pero la que mas gracia me da es ” ha pea pio como se baila” haha claro ejemplo que lo unico que le importa a la gente es minas minas y mas minas a traves de la musica (bueno, quien no quiere mina jaja)

    Tremendo El blog, me siento muy identificado con cada publicacion que haces, porque es tan solo la verdad !

    Me gusta

Tu comentario importa!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s